Tiempo de lectura: 4 minutos

Cada vez está más cerca Halloween, así que te traemos dos películas y dos series de miedo con mujeres sáficas y, además, ordenadas cronológicamente para que veas la evolución del terror sáfico. Agarra las palomitas y la manta, ¡no te las puedes perder!

 

La hija de Drácula (1936)

Sinopsis: Por vez primera cambia el sexo del vampiro en la historia del cine. La condesa Marya Zaleska, miembro de la elite londinense, no es más que la hija del famoso aristócrata transilvano; lo cual nos es revelado a mitad del (breve) metraje, aunque su afición al esoterismo y la brujería ―y, por supuesto, el título― nos hacían sospechar ya dicha filiación. (FILMAFFINITY).

Vampiras lesbianas, todo un clásico. La hija de Drácula bebe de la obra Carmilla, la madre de todas las vampiras sáficas lujuriosas, y en cine es la primera vez que se cambia el género del vampiro y, adicionalmente, tiene gustos homosexuales. Las víctimas de Marya (Gloria Holden) son mujeres jóvenes, ingenuas y desprotegidas, a las que inicialmente seduce para luego morderles el cuello y saciarse el hambre. En el filme hay escenas muy sensuales, como la que protagonizan la condesa y Lily (Nan Grey). Y, por cierto, Rosi Legido cuenta más curiosidades de esta película en Escondidas en el cine. ¿A qué esperas para verla?

 

 

El ansia (The Hunger) (1983)

Sinopsis: Miriam Blaylock colecciona no solo arte del Renacimiento y colgantes del Antiguo Egipto sino, sobre todo, amantes y almas. Moderna y elegante, Miriam es una vampiro intemporal residente en Manhattan, una mujer bendecida con la belleza y maldecida con su sed de sangre. (FILMAFFINITY).

La segunda película que te traemos es El ansia (The Hunger), también un clásico de vampiros, pero que no cae en tópicos sexistas. En esta ocasión, Miriam Blaylock (Catherine Deneuve) es una vampira bisexual que seduce y convierte a la doctora Sarah Roberts (Susan Sarandon). A ver, repetimos: ¡Catherine Deneuve y Susan Sarandon! Como extra, el reparto también cuenta con David Bowie, uno de los iconos andróginos por excelencia. Además, es una película de culto con una fotografía fantástica. ¿Ya la habías visto?

 

American Horror Story: Asylum (2012)

Sinopsis: Segunda temporada de la serie American Horror Story, en la que cambian los personajes, el reparto, el equipo técnico y el escenario. Se trata de un drama psicológico que se desarrolla en un hospital psiquiátrico durante los años 60. (FILMAFFINITY).

Por supuestísimo no podía faltar nuestra querida Sarah Paulson, quien interpreta a Lana Winters, una periodista lesbiana, en la segunda temporada de American Horror Story. Tiene lugar en una institución mental en la que tratan a más pacientes aparte de ella, como a un acusado de asesinato (Evan Peters) o a una presunta asesina (Lizzie Brocheré). A lo largo de la temporada, Lana mantiene una relación con la maestra Wendy Peyser y también con la monja Mary Eunice. Todo en secreto, claro, porque no eran buenos tiempos para que las lesbianas se dejasen ver.

 

La maldición de Bly Manor (2020)

Sinopsis: Morir no equivale a desaparecer. En este gótico romance, una ‘au pair’ se adentra en un abismo de escalofriantes secretos… Continuación de La maldición de Hill House al estilo de American Horror Story o Channel Zero, es decir, contando con nuevos personajes y una historia diferente. En esta ocasión, se basa en el clásico de Henry James Otra vuelta de tuerca (The Turn of the Screw), cuya mejor adaptación al cine, Suspense (1961), es uno de los grandes clásicos del cine de terror. (FILMAFFINITY).

La segunda de las series propuestas va de fantasmas y demás espectros y es La maldición de Bly Manor, a la que ya le dedicamos un artículo en nuestro blog, pero nunca está de más recordar la relación tan bonita y sin toxicidad que mantienen Dani Clayton (Victoria Pedretti) y Jamie (Amelia Eve), las dos protagonistas de esta miniserie. ¡Te estrujarán el corazón! Si no la has visto aún… ¡ya estás tardando!

 

Cine, series, terror y sáficas