Tiempo de lectura: 5 minutos

Giuliana Ippoliti es escritora y periodista. Su relato «La rebelión tiene nombre de mujer» forma parte de la antología de relatos históricos Herstoria I.

 

Dicen que en la química está la magia y es cierto. No obstante, en el caso de los personajes de Dani Clayton (Victoria Pedretti) y Jamie (Amelia Eve) de la serie de Netflix La Maldición de Bly Manor, el enamoramiento que muchas personas han tenido va más allá, ¿de qué?

Vamos a hacer una pausa aquí para agregar una 🚨 Alerta de Spoiler 🚨. Aunque, para ser honesta, es un poco tarde para esto. ¡Es una de las producciones de Netflix más vistas en 2020!

Vale, continuamos.

 

¿Por qué nos enamoramos de Dani y Jamie de La Maldición de Bly Manor?

 

Nos enamoramos de Dani y Jamie porque los escritores (los nombro porque suelen pasar desapercibidos: Mike y James Flanagan, Diane Ademu-John, Laurie Penny, Angela LaManna, Rebecca Leigh Klingel, The Clarkson Twins, Leah Fong, Julia Bicknell) tuvieron la gentileza de crear una narrativa excepcional llena de matices.

Los personajes están bien construidos, nutridos, nada que ver con muchas historias que andan por ahí, en donde pareciera que los/as protagonistas no tienen, siquiera, una pizca de pasado o contexto en sus vidas.

 

Jamie 👩🏻🌾  

Nos contaron que Jamie creció en el núcleo de una familia disfuncional, que se hizo cargo de su hermano menor cuando su madre los abandonó y que hasta estuvo en la cárcel. De hecho, fue allí donde aprendió el oficio de jardinería del que se enamoró.

 

Dani 👩🏼💼  

De Dani nos dicen que creció siendo la mejor amiga del hombre que luego se convirtió en su prometido y a quién dejó justo antes de su muerte. También nos cuentan que es capaz de sacrificarse por los demás: estar a punto de casarse por no querer herir a otros, salvar a una niña y dar su vida a cambio… En fin, ¡que es más buena que el pan!

 

Sentimos que las conocemos y empatizamos con ellas

 

El público tiene la sensación de que ellas están llenas de vida: conocemos sus experiencias, sus traumas y nos explican qué las ha llevado a ser como son en la actualidad (del universo de Bly Manor, claro está).

 

Un amor bonito, no tóxico, posible y fuera de los estándares

 

Nos han acostumbrado a las historias de amor lésbico (y LGBTI+ en general) traumáticas. Esas en las que la inseguridad reina y una de las dos personas termina hiriendo profundamente a la otra antes de continuar juntas o no. Puedo dar ejemplos de shows y películas que me encantan, pero… tienen este elemento, voy a atreverme a decir, tóxico.

  • San Junipero, temporada tres de Black Mirror. Cuando Kelly desaparece del mapa porque tiene miedo de lo que siente por Yorkie, luego le propone matrimonio, pero no se quiere quedar con ella, etc.
  • Kyss mig, película de 2011. Porque Mia se le desaparece a Frida y viceversa.
  • Happiest Season, película de 2020. Harper se comporta muy mal con su novia Abby, porque no solo la invita a su casa donde no ha salido del armario, sino que no le da esa información hasta que están ahí. Luego la niega, la deja sola, coquetea con chicos, etc., etc., etc.

Sé que cada historia es un mundo y que el conflicto tiene que existir, aunque ese es el punto: ¿reconocemos estos detallitos o no? ¿Nos gustan?

Con Dani y Jamie es diferente. Ambas se apoyan desde que se conocen, ninguna le hace daño a la otra… Y ojito, porque, aunque Dani está explorando por primera vez su sexualidad, la narrativa no se va por ahí.

 

Sí, sí y mil veces sí a los amores equilibrados en las narrativas lésbicas

 

Porque nos encanta que cuando Dani estaba colapsada, Jamie la apoyaba.

 

Y la vez que Jamie perdió el control, Dani la calmó.

 

Porque se detuvieron a hablar de sus valores y creencias con respecto al amor.

 

Porque hay disculpas sin drama ni conflicto.

 

Porque Jamie le cuenta la historia de la Moonflower a Dani solo para decirle que ella merece la pena.

 

Porque estar con Jamie hace que Dani se sienta en casa: tranquila y segura.

 

Porque Jamie le promete a Dani que estará a su lado, sin importar lo que pase y hasta que llegue el final.

 

Porque demuestran amor y se reconocen enamoradas.

 

Porque hacen vida en pareja durante más de 10 años, en una relación lésbica equilibrada, deseable, envidiable, bonita.

 

Porque Dani le propone matrimonio a Jamie.

 

Y, aunque no tienen un feliz para siempre, sí tuvieron un feliz mientras duró. ¡Eso vale mucho!

 

Nos enamoramos de Dani y Jamie porque las vimos conocerse, ayudarse, enamorarse, enfrentar dificultades. Porque son una de las parejas más bonitas que nos han regalado… ¡Perfectly splendid!

Y, además, porque tuvieron, aunque no lo reconozcamos de buenas a primeras, eso que a muchas nos gustaría tener en una relación (más allá de la maldición).

 

¿Qué les parece la relación de Jamie y Dani? ¿Están enamoradas de ellas?

 

Giuliana Ippoliti

 

 

Si te encantan Jamie y Dani, te interesará este artículo:


Dani y Jamie: la pareja lésbica de La Maldición de Bly Manor (Lesbicanarias)

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Alert: Contenido protegido.