Tiempo de lectura: 4 minutos

Cris Ginsey es prologuista de Cachondas y autora de Cosas del destino, 12 700 km y 7 900 millas.

 

Qué vas a encontrar en Cachondas

 

Pandemias mundiales, cambio climático y volcanes en erupción; si miramos a nuestro alrededor y ponemos el telediario dan ganas de esconder la cabeza como hace el avestruz, de cerrar los ojos y apagar la televisión. Entre tanta catástrofe y malas noticias seguro que te viene bien un poco de humor y algo de sensualidad, algo que te ayude a pasar los malos ratos. Y esta es justo la receta que ha dado lugar a Cachondas, la nueva antología de LES Editorial.

¿Qué encontrarás entre sus páginas?

Nada más abrir el libro te encontrarás de frente con el prólogo que escribí para dar la bienvenida a los relatos seleccionados para formar parte de este libro (gracias a LES Editorial por pensar en mí).

Después viene lo bueno: nueve relatos que cocinan la receta perfecta para ayudarte a desconectar de la (a veces) amarga realidad y que te dejarán un regustillo mucho más dulce en los labios (y en otras partes seguro que también). A pesar de utilizar los mismos ingredientes principales, sexo y humor, las autoras de estos relatos los mezclan de manera diferente, cada una a su estilo, así que el resultado es variado.

Su misión es hacerte reír y, a lo mejor, salivar un poquito.

Y como ya está aquí, te voy a dar cinco razones más para que te animes a tenerlo en tu estantería física o en tu lector de libros electrónicos. Si no hace falta que te convenza porque piensas comprarlo sí o sí, sigue leyendo, anda, que me ha costado un ratillo escribirlo. Si estás dudosa y con la mano a medio bolsillo, dame la oportunidad de desequilibrar tu balanza.

  1. Te reencontrarás y descubrirás a diferentes autoras.

Diez. Diez autoras, ni más ni menos, que quizás conozcas o quizás no. Y es una de las cosas especiales de las antologías, ¿no? Que te dan la posibilidad de descubrir distintas formas de escribir y de contar historias. Con esta colección de relatos te aseguro que tendrás la ocasión de disfrutar de nueve estilos diferentes, cada uno de ellos con ese algo especial que lo hace único.

  1. Te vas a reír.

Su primer ingrediente: el humor.

Ay, qué importante es soltar una carcajada de vez en cuando, y confieso que leyendo los relatos que participaron en esta convocatoria yo lo he hecho (y más de una).

Este segundo punto está relacionado con el anterior, porque al haber diferentes autoras también vas a encontrar nueve formas distintas de hacer humor. ¿Te gusta el humor absurdo? Aquí seguro que encuentras un relato de los tuyos. ¿Te va el humor más sutil? Pues no pasa nada, hay donde elegir.

Desde carcajadas a alto volumen hasta tenues sonrisas tontorronas, los relatos de esta antología te harán viajar por todo el espectro del «pasárselo bien».

  1. Tiene sensualidades variadas.

Su segundo ingrediente: el sexo.

Ay, qué importante es soltar un… de vez en cuando, y en este particular prefiero no confesar nada, que luego todo se sabe…

Pero sí, acompañando a las sonrisas, risas y carcajadas, estos nueve relatos traen situaciones y escenas que igual te hacen sonrojar con diversa consideración si vas leyendo en transporte público, porque en esta antología te encontrarás sensualidades.

Muchas sensualidades y todas diferentes. Al igual que con el humor, las distintas autoras las cocinan de manera única y personal, como resultado tenemos cóctel de sensualidades explícitas y sensualidades sutiles. Ningún relato es igual al anterior y creo que esto hace esta experiencia de lectura mucho más interesante, seguro que algunos de ellos darán en la diana de tus gustos.

  1. Personajes divertidos y únicos.

Al igual que las autoras que lo escriben, los tipos de humor y la variedad de sensualidades, los personajes que protagonizan estos nueve relatos son completamente distintos entre sí.  Una colección importante de alturas, pesos, edades, personalidades y demás atributos.

Te va a gustar, te aviso. Igual que me gustó a mí cuando empecé a leer los relatos una cálida tarde de verano a puntito de entrar en otoño, me sorprendió para bien la variedad de personalidades y de físicos que se esconden dentro de esta antología.

Después de leértela ya me cuentas.

  1. Son historias cortas para consumir como prefieras tú.

Si tienes una vida superatareada y sin casi tiempo para pararte a respirar, puedes colar un relato erótico humorístico de vez en cuando como pausa para no colapsar. Si tu rutina cuenta con momentos de relax, ocio y tiempo libre, te puedes meter los relatos de cuatro en cuatro y te sobra uno, para leértelo en una tarde tranquila con una mantita.

No importa el ritmo de lectura, más rápido o en pequeñas dosis, lo realmente importante es que los consumas con precaución (cuidado con la excitación y los atragantamientos).

 

Si te he convencido ya, es por una de las siguientes razones (o las tres): 1. La antología merece la pena, 2. Soy muy buena vendedora, o 3. Tú eres una facilona.

Si no te he convencido ya, es por la siguiente razón: no has leído bien. Vuelve a empezar desde el principio (y repite este paso todas las veces que sean necesarias hasta que te convenzas de puro aburrimiento).

¿Qué más esperas encontrar en esta antología? Dímelo en los comentarios.

Si quieres saber más sobre Cachondas, puedes consultar la información referente a este título en la página web de LES Editorial.

Os deseo una divertida y sensual lectura.

Cris Ginsey

Sensualidades y romance en estos libros

¡Oye! En esta web usamos cookies para que tengas la mejor experiencia mientras estás por aquí. Si sigues navegando entendemos que nos das tu consentimiento aceptando las cookies y nuestra política de cookies (haz clic si quieres más información. ¡Gracias!plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
0
Queremos saber lo que piensas, ¿nos lo cuentas?x
()
x