Tiempo de lectura: 4 minutos

¡Llegó el momento de hablar de los mejores besos lésbicos en series parte II! Es importante decirles que el conteo está basado en el contexto de las series, los diálogos, las escenas y las historias de las protagonistas. Porque, seamos honestas, eso es lo que le brinda toda la magia.

Este listado empieza con el puesto número 5… Preparadas, listas, ¡ya!

5. Dickinson – Emily y Sue

Sí, lo sé, Emily y Sue aparecen dos veces en este top, pero… ¡Vean este beso, por favor! 🔥🔥🔥👩🏼‍🚒

Reflexionemos sobre una cosa: Ella Hunt (Sue) recientemente habló sobre su queerness; no obstante, Hailee Steinfeld (Emily) es heterosexual… ¿Saben a dónde voy con esto? ¡Qué manera de besar a una mujer la de Hailee! (Ni siquiera sé si es políticamente correcto decirlo, y me da igual)

La escena es sobre el momento en el que Emily se entera de que su amor Sue, va a casarse con su hermano. Hay celos, rencor, lamentos, aceptación y… ¡Uno de los mejores besos de la televisión!

4. Las Acacias – Camino y Maite

El cuarto puesto es para uno de los besos de la pareja que todas shippeabamos como Maitino. Este es uno de mis favoritos de todos los tiempos y después de que lo vean les diré por qué.

“Te llevo tatuada en cada poro de mi piel” ¡Ufffff, vaya frase!

Este beso es apasionadísimo, señoras. Y el “Cállate” de Camino es de otro nivel.

Lo mejor es la forma en la que Aria Bedmar (Camino), rodea con su brazo la cintura de Ylenia Baglietto (Maite) para atraerla hacia ella como queriendo que sus cuerpos se fusionen.

Aria es lesbiana así que sabe muy bien cómo besar a una mujer, por eso, supongo que se animó a ir más allá del clásico acariciar de mejillas y cogió a su compañera con todo.

 Gracias, Aria, gracias.

3. Black Mirror, San Junipero – Kelly y Yorkie

El hecho de que el episodio cuatro de la tercera temporada de Black Mirror tenga contenido Queer, no hace que sea el mejor de la serie hasta el momento, pero ayuda bastante.

Yorkie (Mackenzie Davis) y Kelly (Gugu Mbatha-Raw) se conocen en un lugar creado con tecnología pura y dura, para que las personas (y sus almas) vayan a pasar el resto de la eternidad. Digamos que es una especie de cielo.

Toda la trama gira en torno al disfrute de la vida, los momentos y, cómo no decirlo, el sexo.

Yorkie quiere quedarse ahí para siempre, Kelly no. Ambas se enamoran y todo lo que la segunda estaba evitando sucede.

Kelly: Voy a decir algo loco.
Yorkie: Ok.
Kelly: ¿Quieres casarte conmigo en lugar de Greg? Digo, parece un buen tío, pero sería mejor casarte con alguien con quien tengas un vínculo.

Yorkie se arrodilla junto a ella para besarla y abrazarla.

Kelly: ¿Es un sí?

No les contaré más, lo que sí diré es que este beso viene junto a una de las propuestas de matrimonio lésbicas más bellas que se hayan hecho para una serie.

2. The L Word Generation Q – Dani y Gigi

La relación de Dani (Arienne Mandi) y Gigi (Sepideh Moafi) empieza en amistad. En realidad, ambas estaban atravesando procesos de separación de sus respectivas parejas y estuvieron allí para la otra.

La química entre estas actrices es de otro mundo, juradito 🙏🏾

Dani: ¿Puedo confiar en ti?
Gigi: Me gusta pensar que sí.
Dani: Porque me han lastimado.
Gigi: ¿Qué quieres?
Dani: ¿Es esto real? ¿Tú eres real?

Gigi se acerca, la besa y empieza a lloverrrrr.

Gigi: Entra (a la casa).
Dani: No puedo. Todavía no.
Gigi: Es real. Es muy real.

Así, nos regalaron una de las escenas más sexyyyyyyyyys de la segunda temporada de la serie y lloviendo sobre mojado 😏😏

¡Amén!

1. Gentleman Jack – Anne y Ann

Gentleman Jack es una oda. Es una canción, un cuento de camino o lo que prefieras que sea mejor, llevada a la pantalla maravillosamente.

Por eso, el beso lésbico ganador de este listado es consecuencia del tejido amoroso en el que Anne (Suranne Jones) y Ann (Sophie Rundle) trabajan desde los primeros capítulos de la serie.

 En contexto, la historia sucede en 1832 y este par se convierte – alerta de spoiler – en uno de los primeros matrimonios entre mujeres de la historia contemporánea. De hecho, en la actualidad, en la iglesia la de la Santísima Trinidad de York, hay una placa que rememora el matrimonio – sin reconocimiento legal – entre ellas.

Ann: ¿Sabes? Si me preguntas de nuevo si quiero casarme contigo, no te diré que no.
Anne: ¿Dirías que sí?
Ann: Sí.
Anne: …Toma el sacramento conmigo en la iglesia y comprométete con eso.
Ann: Te amo, Anne. Estoy enamorada de ti. Siempre lo he estado.
Anne: No me lastimes, no soy tan fuerte como crees…

Después de los miedos, la tristeza y el peso de aceptar su homosexualidad, Ann busca a Anne y le apuesta todo a la mujer que amó desde que eran jóvenes.

Este romance tiene todo que ver con la devoción, el compañerismo y el compromiso, cosas que, si nos lo permiten decir, son muy raras en personajes lésbicos.

Ahora cuéntame tú, ¿cuál es tu beso lésbico favorito de todos los tiempos?

También hay besos de cine en estos libros…

¡Oye! En esta web usamos cookies para que tengas la mejor experiencia mientras estás por aquí. Si sigues navegando entendemos que nos das tu consentimiento aceptando las cookies y nuestra política de cookies (haz clic si quieres más información. ¡Gracias!plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
0
Queremos saber lo que piensas, ¿nos lo cuentas?x
()
x