Tiempo de lectura: 5 minutos

Anna Pólux es auotra de El Plan C, Al primer click, Al segundo click, la saga Recuerdos y coautora de la bilogía Cosas del destino, junto con Cris Ginsey.

 

La historia de la historia de Recuerdos

(¿«Con los años»? WTF)

 

La historia de Recuerdos es muy especial para mí por dos razones: el tiempo que llevo escribiéndola y el cariño que tengo a sus personajes (a todos en general, pero a las dos protagonistas en particular). Siempre es difícil poner punto y final a una historia, pero creo que con esta me va a costar un poquito más que con las anteriores…

Y es que la historia de la historia de Recuerdos se remonta a 2010, con episodios oscuros de adaptaciones no autorizadas, con las que me enfadé mucho, pero a las que ahora doy las gracias. Recuerdos no sería como es a día de hoy sin aquellos plagios en diversos fandoms.

Si quieres saber cómo un fanfic Spashley (de la serie South of Nowhere) de 80 000 palabras se transformó en una saga de cuatro tomos, acompáñame en el recorrido de «La historia de la historia de Recuerdos»:

Como digo, escribí Recuerdos como un fanfic Spashley de 80 000 palabras (yo tampoco me lo explico) y la publiqué por primera vez en el foro de South of Nowhere Spain en noviembre de 2010. Terminé de publicarla y seguí con mi vida. Posteriormente la colgué también en la página web que comparto con Ginsey, «La bollería de Ginsey», y ahí se quedó y yo seguí de nuevo con mi vida. Ginsey y yo colgamos capítulos de Cosas del destino viernes a viernes durante un año, después yo seguí publicando El Plan C viernes a viernes durante unos meses y luego Al segundo click viernes a viernes durante otro año.

Total… mucho tiempo colgando capítulos viernes a viernes.

Cuando terminé de colgar Al segundo click no tenía nueva historia escrita y se me ocurrió que, mientras escribía la siguiente (Un minuto más), podría adaptar la historia de Recuerdos al fandom Clexa y seguir con la tradición de publicar un capítulo cada viernes. Y así lo hice. El viernes 4 de enero de 2019, publiqué el primer capítulo de Recuerdos y pasaron dos cosas extrañas:

  • La noche anterior (una vez publicada la sinopsis y un adelanto del capítulo en Twitter) alguien me escribió preguntándome cuándo había escrito esta historia y, al aclararle que en 2010, me preguntó que si había dado permiso para adaptarla a otros fandoms, a lo que yo contesté que no y ahí se quedó todo. Aunque brevemente pensé para mí: «WTF».
  • Tras la publicación del capítulo, un par de personas comentaron en él diciendo que la historia les sonaba de antes. Ante esto yo les respondí que tal vez la habían leído en el foro de South of Nowhere o en «La Bollería de Ginsey» porque no se me ocurría otra explicación, a lo que una de estas dos personas me dijo que no. Esta persona la había leído en versión Camren (ahí mi «WTF» sonó un poquito más alto).

 A partir de ese momento me puse a buscar posibles versiones de Recuerdos en Wattpad y no me salía nada. Cero. Niente. Y mi confusión aumentaba por momentos. Busqué en el internete en general y encontré una página en la que mi historia había sido colgada completa en un documento de texto bajo el título: Recuerdos. Con los años. Eso de «Con los años» no sé de dónde se lo sacaron, pero lo titularon así. De ahora en adelante me referiré a este documento como «La semilla del mal».

Y lo denomino «La semilla del mal» porque sospecho que es esta la fuente de todo lo que descubrí posteriormente:

Al ver eso de «Con los años», probé a buscar en Wattpad historias con ese título y el «WTF» se multiplicó por tres, tal que así: WTF, WTF, WTF… porque me encontré con tres adaptaciones de mi historia Recuerdos bajo el título Con los años: versión Camren, versión Swamqueen y versión T.A.T.U.

Nadie, nunca, jamás se había puesto en contacto conmigo para pedirme permiso para adaptar mi historia, ni para publicarla en ningún lado. Ni para nada de nada. Así que puedes imaginar mi estupefacción (cabreo máximo), mi incredulidad (cabreo máximo) y mi cabreo máximo.

Una búsqueda más minuciosa me llevó a encontrar aún más versiones de mi historia Recuerdos en Wattpad en los fandoms de: Supercop, Taylor Swift/Karlie, Perrie/Jade, Taeyeon/Tiffany y Clexa.

Posteriormente descubrí Recuerdos subidito al completo en versión T.A.T.U en una página de Facebook y Recuerdos y Navidad (un two-shot Spashley publicado también en 2010) en una página de fics asiáticos.

Mi hipótesis: mi hipótesis es que «la semilla del mal» (donde al menos se mencionaba que la autora de la historia soy yo, muchas gracias) fue la fuente de donde la primera persona/personas cogieron la historia para versionarla a, solo los seres superiores y omnipotentes saben, qué fandoms. Les debió de parecer que el título Con los años tenía más tirón que Recuerdos y se quedaron con ese, porque TODAS las versiones que he encontrado tienen ese título. Y la continuación de mi hipótesis es que a partir de ahí se sucedió una larga cadena de adaptaciones de las adaptaciones a través de las cuales Recuerdos y la autora original de la obra se perdieron para siempre…

Bueno, para siempre no, que aquí estamos mi historia y yo.

Reporté a Wattpad todas las historias copiadas Con los años que encontré y, afortunadamente, fueron retiradas.

En aquel momento me encontré con que, visto lo visto, la historia original de 8 000 palabras estaba muy vista, así que entré en crisis de rabia e impotencia y casi, CASI, decidí pasar de publicarla en versión Clexa.

Entre bolas de rabia en la barriga y palabrotas malsonantes, una persona me escribió en Twitter (gracias, Lyssipe) y me dio una idea que me pareció muy buena y transformó mi mala leche/impotencia en un «Ey, ¿por qué no?»…

Hacía casi diez años que había escrito Recuerdos y mi forma de escribir había evolucionado.

Hacía casi diez años que había escrito Recuerdos y, por aquellos entonces, Ginsey no había corrompido mi mente animándome a probar a escribir sensualidades durante la creación de Cosas del destino.

Así que me tomé aquel desagradable giro de los acontecimientos como una oportunidad de mejorar la historia. Añadir cosas (muchísimas cosas), modificar escenas (capítulos enteros) e introducir sensualidades (de nada, golfilla).

De esa forma, me embarqué en la escritura de mi historia más larga hasta la fecha, y la original de 80 000 palabras se convirtió en mucho más. Mucho más profunda. Mucho más completa. Mucho más erótica y mucho más emocional. Mucho más especial para mí y espero que para ti también.

Los dos primeros volúmenes, Me sobran los Romeos y La Isla de las Medusas, están a punto de salir a la venta y espero que te gusten, que disfrutes del resultado final y que, cuando termines de leerla, te dé tanta pena como a mí decirles adiós a Robin y a Dani.

Moraleja: si te plagian una historia, cabréate al máximo, pero recuerda que cuando se cierra una puerta se abre otra puerta, o dos o tres ventanas, o una gatera.

Con mucho cariño,

Anna Pólux

 

Algunas de las obras de Anna Pólux